lunes, 22 de octubre de 2018

MUJERES Y HOMBRES BUENOS"


MUJERES Y HOMBRES BUENOS

Pienso, que las mujeres y hombre "buenos", independiente del partido al que pertenezcan, todos perseguirán, si no lo mismo, al menos: justicia, distribución justa de la riqueza, valorar el esfuerzo, igualdad de oportunidades, asegurar a todos sanidad y una subsistencia digna... También creo, que estas mujeres y hombres buenos, con sus discrepancias ideológicas, serán capaces de entenderse y llegar a acuerdos adaptándose al momento que se vive, persiguiendo el bien común.
Es preciso que además de buenos sean "capaces". Es más peligrosa una persona tonta y engreída en un puesto de responsabilidad, que una persona mala.
En la vida política, no solo en este momento, también en los anteriores, hay mucho incapaz, y sobre todo mucho personaje aspirando a tener poder, pero no como servicio, sino como finalidad para llenar su ego y su ambición. Hay estudios que lo avalan. Vuelvo a aconsejar la lectura del libro "Cerebro y poder" de Adolf Tobeña" catedrático de psicología y psiquiatría de la universidad de Barcelona.
En la estrategia es donde se tuercen, donde se desvían por motivos espurios, corrupción, personalismos, etc.
La transición fue un momento clave, en que todos se pusieron de acuerdo, independientemente de ideologías. Se trataba de un momento histórico, en el que todos tuvieron grandeza de miras y responsabilidad. Se trataba de cambiar el sistema sin lucha, sin derramamiento de sangre. Al poder, después, se llegaría con elecciones limpias; el resto en la oposición, y todos tratando de gobernar y mejorar el país.
Ahora se lucha por el poder puro y duro, y en casos, exclusivamente personal, desnudo de ideales y convicciones nobles.
Ángel Cornago Sánchez
Fotografía. Córdoba. Palacio de VianaTRANSICIÓN